martes, 26 de enero de 2016

Hipocresía cibernética

No sé si es que ando más hater de lo normal, que es lo más probable, pero últimamente me planteo si me he equivocado de país y estoy viviendo una cultura, maneras y formas en las que no me identifico en absoluto. No quiero desprestigiar a mi país, ni la tierra en la que he nacido pero cada día siento más que este no es mi sitio ni mi lugar, que mis opiniones y mi visión de la vida nada tiene que ver con lo que me rodea y lo peor de todo, toda esas cosas que detesto se me impregnan como el olor a tabaco. No quiero levantarme un día y ver que soy otro paleto más, otro mangurrián descerebrado, pero sobre todo otro hipócrita cretino de las redes sociales.
Y sí, vamos a hablar de la hipocresía de las redes sociales, esa hipocresía y falsedad de la que todo el mundo se queja pero que luego, sin darse cuenta la practica con un rostro y una cara, que vergüenza debería darles.
Muchas veces se me tacha de que soy radical o que veo las cosas blancas o negras, que debería dejarlo fluir todo, que debería pasar más. No les quito la razón, pero no lo voy a hacer y es muy simple: si no puedes elegir a tu familia, ni a tus compañeros de trabajo ¿por qué no ser selectivo con tus amigos? Yo a mi lado no quiero a NADIE hipócrita, lo odio, lo detesto, me enerva, me enferma y me supera. No hay cosa que más asco me dé que me hablen mal de una persona, que digan que les cae mal y tenga toda la jeta de felicitarle por Facebook, comentar sus twits o darle likes a sus apestosas publicaciones. A ver, por partes, explicadme el concepto de "esta persona me cae mal" pero por una puta extraña razón la tenéis en FB, en tus putos contactos o de alguna manera relacionándose contigo.
¿De qué me sirve a mí que me des la razón como a los tontos cuando veo que al otro/a le doras la píldora? Y este modus operandi es TAN habitual en este país de pacotilla que alucino pepinillos. ¿Hay algún país donde esta falsedad no se practique? ¿Países escandinavos quizás?

Cada día que pasa me convenzo más de que me tengo que largar, no por cuestiones laborales sino por cuestiones culturales. Habrá que irse fuera para echar de menos las puñaladas a la espalda, los cotilleos, las habladurías, las falsedades, las hipocresías. Habrá que irse fuera para echar de menos lo que más asco me da... No creo que eso suceda. Mientras tanto la opción más barata y sencilla es darse de baja de las redes o pasar de todo.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Anhelos para hacer el canelo y otras absurdeces mentales

Para aquellos que no lo sepan "hacer el canelo" significa "hacer el tonto o el imbécil", algo muy común en la raza humana, que tanto gusta alardear de ser los poseedores del raciocinio y la lógica. Si ya lo decía Einstein: "Hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Del universo no estoy muy seguro".
Cuando una persona se deja llevar por sus deseos y expectativas ocurre lo inevitable: la hostia de realidad. El darse cuenta que aquello no era lo que esperaba ¿Hasta qué punto sois vosotros capaces de discernir entre la realidad y la expectativa? Es comprensible imaginarse y adelantarse a los acontecimientos, es parte de nuestra naturaleza y una de las bases de la supervivencia, pero el ser humano tiende a montarse unas películas mentales dignas de Ridley Scott (como con Prometheus, que vaya película sin pies ni cabeza). Antes de lanzarse a la piscina de las "pajas mentales" es mejor seguir unos puntos y unas pautas racionales y de sentido común:

1.- No tienes una bola de cristal o clarividencia, si fuera así ya habrías comprado el boleto de lotería ganador pedazo de zopenco/a.
2.- Antes de tomar una decisión intenta acallar esas voces dañinas que confunden y te hacen cometer errores.
3.- La gente es como es, puedes aceptarla o no, es tu decisión. Intenta contar hasta 10 antes de soltar una barbaridad y si lo haces puedes enmendarlo o pasar página, pero tampoco te martirices, la peña sabe pasar página, hazlo tu también.
4.- No te ancles en el pasado echando de menos aquellos que no están, lo que pudo ser y no fue, las cosas que no hiciste. Esos anhelos van a hacer que entres en un círculo vicioso donde cometerás la misma cagada una y otra vez.
5.- Haz meditación, yoga, escalada, el pino puente o un mortal hacia atrás. Conócete a ti mismo/a. Incluso ten el valor de preguntarle a tus amigos cercanos como te ven, tanto en lo bueno como en lo malo. Eso sí, prepárate para las críticas, algunas no te van a hacer ni pizca de gracia.
6.- No te hagas a ti mismo algo que jamás harías a tu mejor amigo.
7.- Metas a corto plazo.
8.- Desear está bien pero no dejes que eso conforme tu realidad cotidiana o acabarás siempre defraudado/a con lo que te ofrece la vida.

Yo aquí, dando lecciones de algo que ni se hacer, pero se intenta.

Dejad las expectativas a un lado, si somos tolerantes con los que queremos, más aún con nosotros mismos.

Mucho ánimo que mañana es lunes. Pobre lunes, ese si que no tiene expectativas ninguna.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Un centavo por tus pensamientos

La frase original es inglesa a penny for your thoughts, es una traducción literal porque en español no hay una frase semejante o por lo menos yo no la conozco. Todo esta mini clase de inglés viene a colación del deseo irrefrenable a veces de entender a alguien o una situación, de meterse en su cabeza y de comprender.

A mi me gustaría tener una máquina especial en la que cuando alguien piense en mi me diga quién y el qué se le cruza por la cabeza. La mayoría de las veces no hacemos saber al resto lo importantes que son o que no se han olvidado de nosotros porque por desgracia, dicha máquina no existe pero sería tan genial conocer si alguien te echa de menos tanto como tu y no martirizarte con la trágica pregunta "¿pensará tanto en mi como yo pienso en el/ella?", o incluso poder tener cierto grado de paz cuando esa voz de tu cabeza te dice "echas de menos a alguien al que no le importas y ya no piensa en ti", para rematar y sentirte aún mas desolado/a, ya que no solo duele el corazón, también el orgullo y la dignidad. Una máquina para acallar esas voces que nos martirizan y dar un pequeño rayo de esperanza, de que por un momento o unos instantes fuimos tan importantes como esas personas que ya no están en nuestras vidas y que a veces se nos cuelan en la cabeza.

Esa máquina no existe ni existirá nunca, así que habrá que hacerlo a la antigua usanza: hablar o callar para siempre, decir lo que sientes a esa persona o continuar adelante pasando de largo. De eso se trata la vida a veces, de arriesgar y de tener miedo a lo que no podemos controlar, si es que en el fondo controlamos algo.


lunes, 9 de noviembre de 2015

Dead letter mail

Una "dead letter" es una carta que se envía y que es devuelta porque la dirección es incorrecta o incompleta, es una carta a ninguna parte. Es como una carta en una botella: dirigida a nadie en concreto. Solo son palabras para que alguien las lea. A veces la gente tiene el deseo de gritar y desahogarse pero no encuentra a nadie con quien, así que escriben cartas dirigidas a un remitente desconocido. Esta es una de ellas.

Siempre tengo la tendencia de anticiparme a los acontecimientos. Pensar en los movimientos ajenos para poder controlar mi vida. Controlar al resto y de esa manera que no me hagan daño, pero hay una tendencia absurda y extraña a estrellarme contra ese muro. Un muro que yo misma he construido para que nada ni nadie penetre y así protegerme, porque seamos sinceros ¿a quién le gusta sufrir? El ser humano sufre, llora, grita y patalea al nacer ¿es un grito a la vida? Nacemos como un lienzo en blanco: no sabemos qué es la felicidad, la tristeza, la alegría, la pena, la bondad, la maldad, .... Con los años la gente se endurece, se aferra a una supervivencia que le hace sentirse vacío y a la deriva.
Mirando hacia atrás me he visto como una persona insegura y tímida. Era la amiga fea, la marginada y me aferraba a mi mundo imaginario. Ese mundo ideal donde todo era perfecto y feliz ... pero me harté. Me cansé de vivir en mi imaginación, yo necesitaba algo más, algo más auténtico y con los pies en la tierra. Lo deseaba tanto que lo encontré y me pegó tal hostia de realidad que el dicho ese de "ten cuidado con lo que deseas" nunca tuvo más sentido en toda mi vida. 
Durante ese camino he encontrado gente fantástica que me ayudó a creer que realmente YO merecía la pena. Todo ello no estuvo exento de dolor y rabia pero a tiempo pasado, viendo las cosas desde una perspectiva mas objetiva y clara, he podido observar mis cambios y crecimiento personal. No es que me cierre a la gente, solo tengo mas claro lo que quiero a mi lado. No quiero que esto suene egoísta pero no soporto a alguien que no sabe lo que quiere, que no es capaz de luchar por ello y se aferra a las soluciones fáciles. Curioso y cómico a la vez, porque quizás son los mayores miedos en mi día a día: no tener el valor de hacer lo que quiero porque hay gente que quiero y que no quiero perder (valga la redundancia). 
Así que aquí estoy pensando en escribirte y decirte que quiero hablar contigo para desahogarme y para que seas consciente del daño que has hecho. No lo hago por ti, lo hago por mi. Quiero que te pongas en mi piel, quiero que entiendas que un día me imaginé lo inimaginable con alguien: tener un futuro juntos. Simplemente un día se me coló en la mente y desde entonces tengo esa duda: ¿habrá alguien que me haga sentir lo mismo? Desde que conocí a esa persona hasta ahora, los que han pasado siempre he sabido que eran "uno mas", nunca me planteé algo más lejos que una relación que terminaría pronto, sin futuro y sin pretensiones. Era fácil. Pero tu me hiciste dudar, me hiciste levantar a medias ese telón oscuro que hasta hacía unos años nadie había hecho. Y ví una luz, vi felicidad, vi mi ilusión perdida. 
Entiendeme, me diste esperanzas. Quizás tú ahora estés en un momento oscuro de tu vida en el que buscas algo que no encuentras, en el que te sientes solo y a veces por la noche antes de dormir te embarga una pena atroz. O quizás no. Yo tengo el mismo miedo pero trato de no llevarme a nadie por delante y créeme que lo he hecho, pero se lo que duele. 
Estos tres últimos años están siendo horrorosos porque me estoy dando cuenta de lo que me pasa: me siento sola, terriblemente sola. Por eso hice lo que hice. Gritaba y nadie me escuchaba: "todo pasará", "no es mas que una fase", "no te preocupes con el tiempo pasará". Yo solo siento que con el tiempo el vacío aumenta, la esperanza disminuye, la apatía y la desgana es lo que me llena ahora mismo. No sé de donde saco la fuerza para seguir adelante, pero me queda poca, muy poca y la que tengo debo atesorarla. 
Sé que en un año todo esto pasará a la historia, porque me conozco, porque ya he estado en este lugar pero sé que algo fue diferente: me hiciste dudar; y eso es algo que no puedo dejar pasar por alto. 
No se si eres consciente, de estar por la noche mirando al techo e imaginarte que hay alguien a tu lado que realmente te quiere y te dice "no te preocupes, todo va a salir bien" y la vida, por un momento se te hace menos dura, porque hay alguien a tu lado que por una increíble razón ve la luz que tu eres incapaz de ver, la luz que hay en tí. No se si eres consciente de lo que duele el saber que eso no es ni será nunca para ti. Duele tantísimo que tengo a un pobre perro mal criado aguantando todo este cariño contenido y sin nadie que lo quiera recibir, porque cuando lo doy resulta no ser suficiente, nunca soy suficiente. No se si te haces a la idea de lo que duele hasta respirar sabiendo que tú no te mereces eso. Quizás solo sean las voces de mi cabeza torturándome, quizás solo sea mi oscuro pasajero hundiéndome, pero lo siento. Siento un profundo pesar que me hunde y que me quita las ganas de vivir, porque cada año que pasa siempre es la misma historia y seguro que es culpa mía , o quizás, estoy cometiendo el mismo error una y otra vez.
No te odio, lo he intentado pero no puedo porque creo que de lo bueno que eres, eres tonto. Es más, me encantaría hablar contigo y decirte un par de verdades que quizás ni reconozcas y aceptes, porque desde fuera todo se ve mejor: no caes tan bien como crees, te tomas confianzas que no debes en base a que crees que eres la repanocha, esa ira interior nunca se va acabar hasta que aceptes que NUNCA fue culpa tuya, simplemente el ser humano tiene miedo y se equivoca, deja de intentar llenar ese vacío o falta de cariño con nuevas novias que pretendes que sean y que no van a ser, aprende a estar solo y aceptar que no es lo mismo necesitar que querer. 
No soy la mejor persona para dar consejos, porque soy un puñetero desastre. No hay mas que verme: sin trabajo, sin saber que quiero en mi futuro, sin tener ni puta idea de lo que va a saber de mi vida, sin idea de nada. Pero es mas fácil arreglar la vida ajena que la propia.
No se si quiero seguir en contacto contigo, porque aún te echo de menos y no quiero que me vuelvas a hacer daño y tampoco se si ser cruel y alejarte de una vez por todas. No se si después del concierto te creíste que quería ser tu amiga, porque no era así. Tenía demasiado rencor y sentimientos rondándome por la cabeza y simplemente ... no se, quería estar de "buen rollo" para sentirme un poco en paz o quizás era eso, que te echaba de menos. 
Soy un caos mental, pero sólo se que quiero que te metas en mi piel y entiendas lo duro que es saber que no hay nadie para ti ahí fuera. Asumir que vas a estar solo no porque quieres, sino porque hay algo en tí tan horroroso que nadie es capaz de soportar. Solo quiero que entiendas que cuando doy mi cariño no es gratis, es porque realmente lo siento y que cada vez que lo rechazáis me partís el corazón un poco mas y hacéis de mi vida mas miserable. Me imaginé una vez algo más .... que nunca voy a tener. No se si te haces a la idea de lo duro que es saber que eso no es para ti y que nunca lo será, jamás. Duele tanto que no quieres seguir viviendo, no porque no sepa estar sola, es porque me siento sola y de lo único que estoy segura es que quiero que eso pare. 
Algún día tendré las fuerzas suficientes para solucionarlo.

Solo quiero que sepas como es ser yo. No te echo la culpa de nada. Solo quiero que alguien me escuche o me lea y me entienda, nada mas. 

Sí, me merezco algo mejor... pero es que no existe. Y no es porque haya visto muchas películas, es porque lo sentí en su día sin ser correspondida y todo eso bueno y tan maravilloso que podía dar me lo llevaré conmigo porque nadie lo quiere y no se porqué. Yo solo se que quiero estar en paz y tranquila porque hasta respirar me duele. 

Lo he intentado con todas mis fuerzas, lo juro que lo he hecho pero ... nadie me escucha y yo solo quiero descansar.

No quiero ni que me contestes, porque sinceramente, abrirse así en unas palabras es hasta demasiado para mi.

Que te vaya bonito. Yo haré lo que tenga que hacer pero jamás me conformaré.

viernes, 14 de agosto de 2015

El mercado de la carne

Hoy Cruella Van Doom está la mando de esto y vamos a hablar claramente, hoy toca el mercado de la carne. Y no me refiero al pobre león Cecile y las barbaries de la gente por sus ansias de trofeos, vamos a hablar de otros trofeos, los humanos.
A día de hoy las relaciones humanas han cambiado y evolucionado debido a las nuevas tecnologías: facebook, twitter, instagram, whatsapp, etc. Todas ellas herramientas que mal usadas pueden causar catástrofes, malos entendidos, bloqueos, denuncias y mil historias más que acaban por dar al traste amistades y parejas. La mayoría de la gente las usa como una extensión de sus vidas comentando, desahogándose, "trolleando" y opinando. El ciberespacio se ha vuelto un submundo caótico y déspota. Pero vayamos al grano, al tema que nos ocupa y es el uso de dichas redes para ligar y encontrar pareja. Creo que nunca ha sido tan fácil el poder tener relaciones con alguien a través de internet, que se aparece como una vitrina o un muestrario de personas donde eliges y te eligen: "hoy quedo con pepita y mañana me tiro a fulanita", o bien, "me tomo algo con pepito y luego quedo con fulanito para darnos mandanga". Un trasiego de carne donde la confianza y el respeto se diluye en un ir y venir de contactos de segunda y polvos rapiditos.
No tengo nada en contra de un "aquí te pillo y aquí te mato", tampoco en tener sexo con distintas personas de cuando en cuando, ni tampoco en orgías, tríos, cuartetos o lo que se tercie. Cada cual vive su sexualidad como le da la gana y si es mutuo y consentido se cierra el pico y punto pelota. El problema radica cuando buscamos algo donde no debemos, cuando confundes cariño y ternura donde sólo es sudor y jadeos. Es más, la cosa puede empeorar aún cuando te topas con gente que busca desesperadamente rellenar ese hueco que le dejaron y no les importa lo más mínimo a quién se llevan por delante. Esa gente que al principio parece algo más honesta, que te dan confianza, que sus besos están cargados de algo más que atracción física. Esa gente que te hace sentir algo especial, esa gente que te hace querer abrir tu corazón. Cuidado con esa gente.
Esa gente es fácil detectarla pero nuestro lado emocional se encarga de que no hagamos caso a nuestro sentido común, que el pobre está clamando al cielo que te alejes y salgas corriendo cual hobbit huyendo del Balrog en Moria. Debemos ser cautelosos e intentar por todos nuestros medios poner límites con esa clase de personas, porque si no lo haces tu acabarás mal y la otra persona se irá de rositas, bien porque no le importabas o bien porque encontró algo mejor en el maravilloso Mercado de la carne.  No se trata de ser un/a cretino/a sino mas bien de poner distancia o simplemente dar carpetazo a una seudorelación que no te beneficia.
Os animo a que leáis mi entrada sobre los follamigos. En estos tiempos que corren, que el arte del cortejo está olvidado, robar miradas y atrapar besos cuando nadie mira y otros malabarismos que por lo visto son más propios del siglo pasado, a falta de ello os queda el sexo sin sentimientos, de ese que cuando te hartas es cuando realmente encontrarás al compañero o compañera con quien compartir la rutina y envejecer mientras Jordi Hurtado sigue intacto porque es inmortal.

domingo, 26 de julio de 2015

Hipocresía y otras artes

A veces, cuando mi yo mundano y loco se encuentra en una encrucijada y trata de ver las cosas desde otra perspectiva, acudo a mis amigos de fatiga para que me aconsejen e incluso que me digan qué hacer. La mayoría de las veces, al final, hago lo que me sale de la pepitilla.
Y es que Cruella Van Doom es mi alter ego y es mucho mas racional, crítica y fría que mi yo habitual. Ella ve los errores habituales de los seres humanos, ve lo absurdo y molesto que son nuestras dudas, ve lo que yo no veo muchas veces.
Releyendo algunas entradas me he dado cuenta de lo hipócrita que he sido en alguna de ellas, sobre todo cuando hablo del miedo, cuando Cruella se queja de como nos dejamos llevar por el y yo, como una imbécil soy la primera que me presto a sus paranoias. Como sigo cometiendo el mismo error de creer saber lo que piensa la otra persona y lo que va a hacer y antes de que lo haga anticiparme y ya de paso dejar claro quien tiene el control y quien manda aquí,
Creo que se como he llegado a este punto: el punto de ser una persona que sabe exactamente que distancia poner y donde no dejar pasar. Han sido 4 años de práctica para construir un espléndido muro de hormigón armado ¿cómo es posible que otro ser humano haya dejado una herida tan profunda?¿cómo ha podido esa persona hacerme cambiar la visión de todo hasta el punto de tener tanto miedo que huya como si me fuera en ello la vida? Nadie me obligó a seguir adelante en su día con algo que no podía ser pero ¿se me puede culpar de todo? A partir de ese día, algo cambió y se han sucedido otra serie de personas que de una manera u otra que me han hecho daño, de otras maneras y a otros niveles. Y yo también aprendí a hacer daño y a protegerme.
Ahora que vuelvo la vista atrás y me planteo un futuro distinto me pregunto "¿qué errores he cometido y por qué los vuelves a cometer?". Esta claro que el modo de vida que he llevado, a nivel sentimental, no ha sido el mas correcto ni el mas adecuado para mi. Lo único que me ha producido es ser peor, ser insensible, ser una persona triste y quiero cambiarlo, hay que cambiarlo. Una tarea diaria, un esfuerzo constante y cuando el miedo vuelva a atacar, pararse respirar hondo y pensar "va a doler, va a ser difícil pero dejarás de estar triste". Pero este camino, como muchos otros, lo tendré que caminar sola, cosa que no me apetece absolutamente nada porque ya me he preocupado de tener soledad a raudales durante estos últimos años. A lo mejor, quizás, haya alguien que quiera acompañarme ¿algún Samsagaz Gamyi en la sala? Que con este calor seguro que no tenemos que ir muy lejos para fundir el anillo XD En fin, con tanto tiempo libre cuesta ver mas allá de qué serie me veré hoy o qué puedo vender por eBay para tener algo más de cash flow.

Seguiré releyendo antiguas entradas en busca de la sabiduría de Cruella y a ver si dejando fluir los pensamientos de una manera natural llego a una conclusión en la que no salga a flote ni mi orgullo ni mi mal genio.

lunes, 22 de junio de 2015

Lost Stars

Hace poco vi una película que en inglés se llama "Lost Stars", en castellano sería "La canción de tu vida" o quizás "Otra vez", ... en fin, es simplemente empezar otra vez ¿Cuántas veces habéis empezado otra vez? ¡Contadlas! En sucesivas entradas he hablado de muchas cosas sobre el ser humano y todos hemos llegado a la misma conclusión: el medio nos somete.
Pero hoy no voy a hablar del miedo, voy a hablar de lo que nos convierte el miedo... como decían Metallica "Master of Puppets"; en puras y meras marionetas. Pero... marionetas en manos de ¿quién? Simplemente de uno mismo, de nuestro lado malo o mezquino ¿A quién le apetece vivir la misma historia? ¿A quién le apetece pasarlo mal otra vez? A nadie. Nadie quiere estar día y noche pensando en esa misma persona, nadie quiere romperse la cabeza por algo que no merece la pena, nadie quiere perder su tiempo.

Puede que sea la estrella que te ilumine... pero toda estrella se apaga y tiene su fin. Vive el momento, se feliz, atesóralo y guardalo como guardas tus fotos mas preciadas, el resto, ... tiralo por el puto retete. Total, si no arriesgas hoy, mañana posiblemente estés igual de triste que hoy!