Entrada destacada

No se apoya la escena y lloro fuerte

No se cuantas veces he podido leer y escuchar esa frase: no se apoya a la escena . Con la escena me refiero al apoyo de las bandas de meta...

lunes, 28 de noviembre de 2016

Cuando tu ex jefe no tiene buena opinión de ti

¿Alguna vez os ha pasado que tiempo después os habéis enterado que vuestro jefe no habla bien de vosotros? Tu creyendo que dejaste la empresa en buenos términos (baja voluntaria) y te encuentras con que va diciendo que eras un vago/a, mal queda, que no hacías tu trabajo, que ibas a tu bola, ... En fin, una serie de cosas que JAMÁS te dijo a la cara, un feed back básico en cualquier empresa para estimular y mejorar la productividad.


No os asustéis, es más común de lo que parece y para un reclutador de cualquier empresa que se dedique al outsourcing (por cierto, la mayor parte de trabajadores externalizados fijo que son servicios que NO se pueden externalizar, "güelcom tu Espein") sabe que si un ex compañero o jefe, te pone fino filipino el primero en quedar mal es él, no tu, a excepción que tu entres al trapo y empieces a soltar improperios. Esto me ha pasado hace poco aunque ya tenía mis sospechas: no me volvían a reclutar en cierta empresa porque mis superiores por lo visto no estaban contentos con mi rendimiento a pesar de haber recibido el 100% de los incentivos, haber coordinado grupos de trabajo e incluso darme mas responsabilidad de la que correspondía a mi puesto, me presentaba voluntaria en las guardias, me quedaba mas tiempo si era necesario. En resumen, pusieron confianza en mi, pero mis esfuerzos no fueron suficientes porque quedaron eclipsados por no ser puntual. Sí, mea culpa, no era puntual, a cambio salía más tarde cuando algún cliente pesado me llamaba a última hora de la tarde, cumplía las horas: si entraba a y cuarto salía a y cuarto. SIEMPRE. El caso es que como recuperaba y respetaba mis horas (yo en mis hojas de trabajo computaba minutos), como no recibí ninguna queja al respecto, dí por sentado que compensar y demostrar que por el mismo precio tenían a una supervisora estaba haciendo el trabajo. Se me olvida que en España lo importante es entrar a tu hora y no salir nunca a tu hora. El atraso de los atrasos, el despropósito de la productividad, lo arcaico y lo que ya huele. Todo sea dicho, era una empresa MUY grande, una entidad financiera muy importante y funcionan así, a la antigua usanza. Otra razón que tuvo mucho que ver en mi impuntualidad era el insomnio y que mi salud se vio comprometida seriamente, hasta el punto de sufrir una gingivitis ulcerosa aguda por el estrés y además de la operación de anginas con 30 tacos, ya que me pasé un año entero sufriendo unos catarros que me llevaron a tener una pulmonía. Un superconsejito: si tu salud física empieza a verse comprometida ese trabajo no merece la pena.

Por otra parte y cambiando de tercio, en mi experiencia personal he llegado a sufrir mobbing del tipo ser un trabajador invisible: nadie me hablaba, era el último mono. Esto me produjo un sobreestrés con veintipocos años que acabé en el psicólogo, mi rendimiento bajo enteros, era descuidada y me pasaba la vida llorando. Ni un trabajador es un autómata y hacer eso es una verdadera crueldad. En vez de sentarle y preguntar "¿Qué te pasa?", es mejor decirle "Llega a tu hora o te vas a la puta calle". Entiendo que haya gente con mucho morro, pero vamos a intentar humanizar a los trabajadores y tratarlos como personas, no como números.

Tras estas experiencias creí que lo tenía todo superado... ¡CRASO ERROR! Salí de Málaga y me metí en Malagón. Como una de mis ideas es "hasta que no lo pruebas no sabes si te gusta", me pasé de la informática a lo que estudié. Al principio la cosa iba distendida, iba cogiendo manejo y soltura, iba aprendiendo, era interesante, era un ambiente más dinámico y eso sí, más pequeño, pero no dependía de diez departamentos distintos ni de gente que ni conocía. Parecía mejor. La cosa empeoró cuando hubo sobrecarga de trabajo, cuando las cosas no empezaban a salir y cuando todo parecía culpa mía: todo lo hacía mal, o eso me transmitía mi superior, el cual a veces ni atendía razones y sus respuestas eran de "yo tengo un doctorado", en plan que era superior en todo y que no podía estar equivocado ¿Adivináis que pasó con la start up? Se fue a la mierda por una mala gestión: sobrecarga de trabajo, vender experimentos que no se sabían hacer. Un órdago que se metió la colega y que le salió por el orto... O no. Ahora la persona que era mi "jefa" abrió el MISMITO tipo de empresa con la misma cartera de clientes. Me pregunto si los inversores lo saben, me pregunto si los inversores han vuelto a invertir. No volví a saber nada de esa persona y tampoco quiero. Fue una experiencia nefasta, nunca trabajaría con alguien así.

Con todo esto quiero decir que la autoestima en cuestiones laborales se ve minada y acabé en un proyecto distinto a ver si me despejaba. No fue bien pero después de lo vivido era moco de pavo.

A día de hoy de lo único que me ha servido este tipo de experiencias es para:

a) Tener buenos compañeros es VITAL. Casi mas que buenos jefes.
b) El ambiente laboral tiene que propiciar un feed back tanto para felicitar a tus trabajadores como para decirles lo que hacen mal y mejorar su trabajo.
c) Facilitar la flexibilidad horaria y el teletrabajo.
d)Tratar a los empleados como seres humanos que a veces no tienen buenas épocas.
e) Poner en tus referencias a aquellas personas con las que tuviste una experiencia satisfactoria.

¿Fácil verdad? Si llegado el caso, se presenta la situación en la que el reclutador o la persona de recursos humanos haya obtenido malas referencias tuyas trata siempre de ser objetivo, no caer en el insulto e intentar hacer ver las discrepancias que hubo a la hora de trabajar. Es de cajón que no te vas a llevar bien con todo el mundo pero trata de no ser peyorativo o eso te dará mala imagen.

Mucho ánimo a todos los que estamos en búsqueda de trabajo y sobre todo los que os guste las cosas claras y a la cara pero siempre con buen talante :)

2 comentarios:

  1. http://bartwritesit.blogspot.com.es/2011/02/quieres-trabajar.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trabajo cara al público o te encanta o acabas con instintos asesinos y genocidas 24/7

      Eliminar